compra de pulpo gallego

  • Pescador artesanal de pulpo: "La veda del pulpo es necesaria pero no suficiente" (parte II)

    Afrontamos el último día de pesca con nasas de pulpo antes de que se proceda al cierre por la veda del pulpo mañana viernes, 18 de maio.

    Nasas para la pesca del pulpo Nasas para pulpo.

    Semana de mucho ajetreo transportando las nasas para el puerto para dejarlas a buen recaudo durante los 45 días que va a durar la veda del pulpo. Las previsiones de capturas esta semana no son buenas, a tenor de lo que venimos experimentando durante los últimos meses, y albergamos  escasas esperanzas de poder cubrir gastos. La situación de la pesquería cada vez está más complicada y el desánimo cunde entre la mayor parte de los profesionales que nos dedicamos a esta arte de pesca.

    Como comentaba en la anterior entrada, cada día que pasa nos enfrentamos al interrogante de qué es lo que tenemos que hacer para poder salir a pescar (o que temos que facer para poder saír ó mar) y podéis creerme que no es nada fácil dar respuesta a una pregunta, aparentemente de perogrullo,  pero que después de llevar sobre mi costado casi treinta años de experiencia  profesional en esto de la pesca artesanal compruebo lo difícil que me resulta pescar.

    A partir del 19 de mayo el pulpo de Galicia entrará en veda y los que nos dedicamos a su pesca, tendremos que aprovechar para hacer labores de mantenimiento de nuestras embarcaciones y también podríamos alternar con otras artes de pesca, como pueden ser vetas, trasmallos, palangrillo... pero lo cierto es que en la actualidad ya pocos procedemos a ese cambio estacional de artes, debido a las limitaciones que nos imponen las distintas administraciones que poco o nada conocen de las particularidades de la pesca artesanal y que con una gestión errónea  en temas como tacs, cuotas y descartes o establecimiento de vedas (como es el caso del pulpo) favorecen que reine el pesimismo generalizado y se vislumbre un futuro incierto para el sector, incluso algunos, los más agoreros, hablan de la probable desaparición de la pesca artesanal.

    En el caso de la Consellería de Mar de Galicia hay que reconocerle cierto esfuerzo legislativo en el tema de la gestión del pulpo, pero en otras pesquerías no resulta tanto así y eso afecta también a la situación del recurso del pulpo. Por ejemplo, cuando antes se cambiaba de arte cuando las capturas de pulpo se resentían, ahora no se hace, ya que te encuentras con las limitaciones derivadas del establecimiento de tacs, a todas luces insuficientes, para determinadas especies como la merluza, que prácticamente obliga a continuar faenando con nasas de pulpo, a sabiendas de que se le puede estar haciendo un daño tremendo, hasta el punto de llegar a la sobreexplotación de esta especie.

    La pesca artesanal es multiespecífica y teniendo en cuenta este importante detalle es por donde se debería empezar para poder legislar pensando en los peces y también en los pescadores.

    Pero yo creo que aún es posible hacer una adecuada gestión implicando muy directamente a los verdaderos actores, nosotros, los pescadores, con un compromiso firme y determinante , codo a codo con la administración pesquera y utilizando las herramientas disponibles y ya experimentadas.

    Si no es así y no se rectifican las políticas de gestión pesquera el futuro no resultará nada halagüeño para el sector pesquero artesanal, y con la pérdida de este important sector se perderá parte de la cultura de los pueblos pesqueros, aunque algunos siempre verán como un posible negocio convertir los puertos como museos etnográficos abiertos, donde se explicará a los turistas o a nuestros hijos que en algún momento la pesca era el principal sustento de la economía de los pubelos marineros.

     

  • Pescador artesanal de pulpo: "O que temos que facer para poder saír ó mar" (parte I)

    Después del primer cafeciño del día afrontamos una jornada de pesca artesanal de pulpo muy desapacible con lluvia persistente y vientos del sur de fuerza 4. Ya estamos en plena primavera, pero la meteorología nos sigue resultando adversa, y no podemos realizar nuestra actividad con normalidad, parece que después de un invierno relativamente suave las estamos penando todas ahora en primavera. Pero bueno, como decimos por aquí “nunca choveu que non escampara”.

    Pesca artesanal de pulpo (Galicia). (Foto: Alfonso Rego - WWF) Embarcación artesanal. (Foto: Alfonso Rego - WWF)

    Ya a bordo de “Fue mi gusto” (si, si, es una embarcación de pesca artesanal) nos preparamos a partir del puerto hacia las zonas de pesca, durante la ruta tendremos tiempo para preparar la carnada o cebo para las nasas que capturarán el rico pulpo gallego y además aprovecharemos para saludar por el aparato de radio-telefonía VHF, (que todas las embarcaciones llevan instalado abordo) a los compañeros de los puertos aledaños. Durante el recorrido, tenemos el privilegio de disfrutar de unas vistas increíbles desde nuestro puesto en la “oficina”, y desde dónde podemos ver unos amaneceres espectaculares, aunque hoy el día no se preste a ello.

    Desde que salimos del puerto los distintos equipos de navegación instalados abordo nos van dirigiendo hacia la zona exacta donde están caladas las nasas. Recordar que nuestros padres y abuelos no disponían de esta tecnología tan avanzada y se situaban en los caladeros de pesca, por medio de las llamadas “marcas” (puntos de referencia en tierra) y a cada caladero o zona del mar se le definía con un nombre concreto (hidrotoponimia) que podían hacer referencia a lugares de pesca utilizados por algún marinero, a la abundancia de alguna especie animal, entre otros muchos.

    Una vez ubicados en el punto donde está calada la primera cacea de nasas, levantamos la boya y empezamos a recogerlas una a una. Como viene ocurriendo en los últimos meses, con cada nasa que levantamos nos llevamos una decepción, el pulpo escasea, después de “palmear” 600 nasas, las capturas son irrisorias, 25 kilos, muy por debajo de los topes establecidos de captura, De hecho no alcanzamos ni el tope de uno de los tripulantes.

    Esta escasez de capturas preocupa a todo el sector y son muchas las opiniones que hay al respecto sobre cómo se debería proceder para recuperar una especie tan importante como es el pulpo para los pescadores gallegos artesanales, y del que vivimos más de 3.000 personas en toda la costa gallega embarcados en 1.250 barcos.

    Ya de vuelta a puerto, las conversaciones por VHF (nuestro particular espacio de debate diario) se centran en la difícil situación por la que está atravesando la pesquería de pulpo, que en la actualidad, con las capturas existentes no resulta rentable salir a faenar, a pesar de que los precios son muy interesantes, marcando día a día cotizaciones históricas en lonja. Pero la realidad es que la venta del pulpo capturado apenas cubre los muchos gastos que tenemos (carnada, combustible, seguro, seguridad social, tasas portuarias…)

    Después de una consulta realizada al sector, la Consellería del Mar ha determinado establecer una veda para el pulpo de mes y medio. Para muchos de nosotros nos parece a todas luces insuficiente, para otros consideran que con un mes sería suficiente y para otros, los más insensatos, incluso opinan que el período de veda es innecesario. El debate radiofónico sube de tono a medida que cada uno va esgrimiendo sus argumentos, y como casi siempre, se ven muy pocas posibilidades de aproximar posturas.

    Mientras tanto ya llegamos a la entrada del puerto, y es cuando nos metemos en medio de la apasionada discusión para despedirnos hasta mañana, que será otro día y que nos volveremos a plantear “o que temos que facer para poder sair ao mar”, en nuestra versión/visión muy particular de la banda sonora de la exitosa serie televisiva “Fariña

  • El pulpo gallego fresco ya está de vuelta

    A partir de mañana, lunes 3 de julio, el pulpo ya puede ser capturado por la flota pesquera artesanal de Galicia, después de un período de veda de 45 días. Por lo tanto, a partir de esta semana ya estamos en disposición de atender los pedidos de pulpo gallego fresco desde nuestra pescadería online.

    PULPO GALLEGO: ¿POR QUÉ UNA VEDA?

    Pero seguro que alguno se preguntaría a qué fué debido está ausencia de pulpo fresco en el mercado y el por qué de la veda. Pues bien, en este post os queremos explicar los motivos de este necesario parón en la captura de este cefalópodo durante todo el mes de junio y la segunda quincena de mayo.

    El principal período reproductivo del pulpo se produce normalmente durante la primavera-verano y en base a esto y a los acuerdos alcanzados entre sector pesquero artesanal y la administración pesquera gallega (Consellería do Mar) desde el año 1992 se viene fijando el período de veda durante los meses de mayo y junio como una medida técnica para proteger la reproducción de la especie y contribuir a que la explotación de este recurso pesquero sea más sostenible.

    Pulpo gallego capturado con Nasas Nasas para pulpo

    PULPO GALLEGO: LA VEDA Y LAS POSTURAS SOBRE SU DURACIÓN

    En los meses previos a fijar la fecha definitiva para el establecimiento de la veda se suelen celebrar distintas reuniones entre el sector pesquero y de éste con la administración donde se confrontan las distintas propuestas en relación a la duración del período de veda, donde se debaten posicionamientos favorables a un período más largo de veda que el fijado finalmente, otros que consideran que es suficiente, mientras otros lo consideran excesivo.

    Los intereses biológicos y la necesaria protección de la especie chocan frontalmente con los intereses de una buena parte de los pescadores artesanales que se dedican durante todo el año a la captura del pulpo, ya que, aunque lo ideal sería una veda de mayor duración que la establecida en el Plan Experimental de la pesca del pulpo con nasas para la campaña 2017-2018  lo cierto es que muchos naseiros (pescadores que trabajan a la nasa del pulpo) argumentan que un período mayor agravaría la situación económica de sus empresas y pondría en riesgo su rentabilidad.

    A partir del lunes 3 de julio el pulpo gallego fresco volverá a ser protagonista en los principales mercados, independientemente de que pueda haber un riesgo evidente de capturar ejemplares que aún no han desovado, como ya hemos denunciado en alguna ocasión en este blog, donde reflexionábamos sobre el necesario tiempo de veda para el pulpo.

    Pulpo ovado

    PULPO GALLEGO FRESCO: 1200 EMBARCACIONES A SU CAPTURA

    Durante los últimos días en los puertos gallegos hay un especial trasiego  en las labores de reparación o sustitución de las nasas de pulpos y la correspondiente colocación de los chips identificadores para que, a partir del lunes, 3 de julio, las más de 1200 embarcaciones autorizadas a trabajar con este arte de pesca en el litoral gallego tengan todo dispuesto para iniciar el proceso de calado de las nasas y con ello recuperar la actividad normal después de la parada de 45 días, donde estuvo prohibida la captura del pulpo gallego fresco.

     

    Embarcación artesanal. (Foto: Alfonso Rego - WWF) Barco naseiro. (Foto: Alfonso Rego - WWF)

    Después de este período de inactividad de la flota deseamos que los naseiros tengan una buena campaña y que puedan alcanzar los topes de captura que establece el referido Plan Experimental de la pesca de pulpo con nasas, que al inicio de la campaña  y hasta el 31 de agosto están fijados en 30 kilos por tripulante enrolado y a bordo y 30 kgs más por la embarcación y que quedarían en 50 kgs, en ambos casos, a partir del 1 de septiembre hasta cierre de campaña.

    Cabe recordar que el tamaño mínimo establecido para la captura del pulpo es de 1 kilo por pieza

    Además de la apertura de la veda del pulpo, a partir del lunes 3 de julio también se podrá capturar la nécora y el bogavante, que podrás comprar a partir de ya en nuestra pescadería online, pero eso será motivo de otro post en los próximos días.

     

3 artículo(s)

Proyecto Cofinanciado GALP

Para levar a cabo este proxecto contamos co apoio financeiro da Unión Europea , o estar incluído o obxecto do mesmo dentro da prioridade catro do FEMP, aportando este fondo o 85% (20.349,76€) da axuda percibida para a realización do mesmo