¿Cómo congelar pescado y marisco?

Debido a la proximidad de las fiestas navideñas, y a la subida de precios que sufren los pescados y mariscos en esas fechas, ya que se produce un aumento de la demanda, una solución muy interesante para reducir nuestra factura de gastos en navidad es realizar la compra del pescado  y marisco que vayamos a consumir en esas fechas en este mes de noviembre, en el que los precios del pescado y marisco todavía no han comenzado la carrera alcista del  mes de diciembre.

Para poder comprar ahora  y consumir  en diciembre, es preciso congelar el pescado y marisco, y si  lo realizas de forma correcta podrás disfrutarlos sin notar cambios apreciables en el sabor y textura.

Cómo congelar Pescado Fresco

En primer lugar no debes colocar ningún producto que quieras congelar encima de uno ya congelado, ya que de esta manera el producto fresco descongelaría la capa superficial del ya congelado ocasionando su deterioro.

Es imprescindible lavar y eviscerar el pescado adecuadamente, y para ello lo mejor es emplear agua de mar (que la puedes adquirir en  muchos supermercados). Si encargas tu pescado en nuestra pescadería online 'Fresco y del Mar', te lo enviamos eviscerado y lavado con agua de mar.

Os dejamos estos vídeos realizados por restaurante Boca Negra de La Coruña, Lecuine y Fresco y del Mar,  en los que se cuentan técnicas de limpieza, corte y conservación tanto de merluza como  de sargo, siendo las técnicas de limpieza y conservación aplicables al resto de especies de pescado.

Por último, para congelar el pescado debemos de secarlo muy bien, pues tiene que estar muy seco, y se debe envolver en un film que debemos de colocar muy ajustado, o bien envasarlo al vacío, si disponemos de la máquina para ello.

Para descongelar lo más adecuado es sacarlo del congelador 24 horas antes de su utilización e introducirlo en nevera.

El pescado debe estar bien seco antes de su congelación El pescado debe estar bien seco antes de su congelación

¿Cómo congelar Marisco fresco?

I. ¿Cómo congelar centollas y nécoras?

En cuanto a la centolla y nécoras los debemos congelar una vez los hayamos cocido. Estos crustáceos los debemos envolver en un paño que hayamos humedecido en agua de mar o en el  agua que hemos empleado en su cocción, escurriéndolo para evitar el exceso de agua. Posteriormente envolveremos el paño con un film, que  se debe colocar lo mas ajustado posible evitando las bolsas de aire. Una vez envuelto ya lo podemos meter en el  congelador. Con la centolla también debemos tener en cuenta que las patas deben ir colocadas hacia arriba, para evitar que se  pierda el caldo.

Para descongelarlo precisaremos 24 horas antes de su consumo, y en nevera.

II. ¿Cómo congelar bivalvos: berberechos, almejas y navajas?

Los bivalvos, tales como berberechos, almejas, navajas y longueirones los debemos congelar crudos, envueltos en un film bien apretado, o si disponemos de máquina, los podremos envasar al vacío antes de meterlos  en el congelador.

Para descongelar los bivalvos los debemos dejar en la nevera unas 24 horas antes de su empleo.

Los bivalvos se deben congelar crudos Los bivalvos se deben congelar crudos

III. ¿Cómo congelar camarones?

Los camarones se deben congelar cocidos, envueltos también en un film o envasados al vacío, y se seguirán los consejos ya indicados para la descongelación.

Joaquín Alvarez Portela

Deja un comentario

Disculpa, debes identificarte para escribir un comentario.

Proyecto Cofinanciado GALP

Para levar a cabo este proxecto contamos co apoio financeiro da Unión Europea , o estar incluído o obxecto do mesmo dentro da prioridade catro do FEMP, aportando este fondo o 85% (20.349,76€) da axuda percibida para a realización do mesmo

Proyecto Cofinanciado Deputacion A Coruna