necoras coccion

  • Las nécoras, en su mejor momento

    Las nécoras gallegas, están ahora en su mejor momento

    Las nécoras son un crustáceo que durante el mes de noviembre está en un estado de óptimo de consumo, por lo que es sin lugar a dudas un buen momento para comprarlas en nuestra pescadería online 'Fresco y del Mar'Tendrás total garantía de su procedencia: 100 % de las rías gallegas.

    En este post os queremos dar unas indicaciones sobre cómo cocer y sobre cómo limpiar la nécora, para hacerte más sencillo el  poder disfrutarlas.

    Nécoras gallegas Nécoras de las Rías Gallegas

    Cómo se cuecen las nécoras: tiempo de cocción

    Sin lugar a duda la mejor manera es hacerlo en agua de mar, ya que de esta manera el agua tiene la cantidad de sal adecuada para su cocción, además de otra serie de minerales, que le darán a las nécoras un genuino sabor. Puedes comprar en nuestra pescadería online auténtica agua de mar, cuya procedencia es Costa da Morte.

    Si no tienes agua de mar, las podrás cocer con agua dulce, a la que deberás añadir sal gruesa en una proporción de aproximadamente 60 g de sal por cada litro de agua.

    Estos crustáceos si están vivos deberás introducirlos en agua fría, así evitarás que se desprendan sus patas, y deberás cocerlas durante unos 6 minutos si son grandes, y 4 minutos sin son pequeñas.

    Tradicionalmente se añadía en el auga de cocción unas hojas de laurel, en nuestra opinión esto modifica el auténtico sabor de la nécora, por lo que nuestra recomendación es cocerlas con algún alga de mar, que sin duda reforzará su sabor a mar.

    Cómo limpiar las nécoras a la hora de comerlas

    Debéis comenzar retirando el triángulo que tienen las nécoras en su parte inferior, que en las nécoras es bastante ancho en su base, y en los machos es bastante estrecho.

    Después debéis separar el caparazón que cubre la zona superior del cuerpo de la nécora del resto del cuerpo. El interior del caparazón se puede comer tal cual sale, aunque hay quien le hecha unas gotas de vino albariño o ribeiro.

    Posteriormente se deben retirar las branquias que estaban ocultas bajo el caparazón que habéis retirado, y que tienen un color entre blanquecino y gris claro. Una vez las hayáis retirado, troceáis el cuerpo en dos mitadas y ya tendréis la nécora lista para comer. Tened cuidado y emplear unas tenazas para trocear sus patas, ya que no sería el primero en romperse un diente, si éstos son empleados para ello.

    Las nécoras las podréis comer frías o calientes, es simplemente una cuestión de gustos.

    Recetas interesantes con la nécora de protagonista

    Las nécoras tradicionalmente se comen simplemente cocidas, pero os dejamos aquí unas recomendaciones de los fantásticos blogs La Cocina es Vida y Webos Fritos, que desde luego os animamos a probar:

    Joaquín Alvarez Portela

     

1 artículo(s)

Proyecto Cofinanciado GALP

Para levar a cabo este proxecto contamos co apoio financeiro da Unión Europea , o estar incluído o obxecto do mesmo dentro da prioridade catro do FEMP, aportando este fondo o 85% (20.349,76€) da axuda percibida para a realización do mesmo

Proyecto Cofinanciado Deputacion A Coruna