¿Lubina salvaje o de acuicultura? Conoce las diferencias

Cada vez es más difícil encontrar lubina salvaje en los mercados, supermercados y centros comerciales, esto no quiere decir que no se pueda encontrar en algunos de ellos magníficos ejemplares de lubina de mar, tales como el mercado de abastos de Santiago de Compostela o la coruñesa plaza de Lugo, por citar dos mercados de abastos gallegos.

En este artículo vamos a contar las diferencias entre la lubina salvaje y la de acuicultura, para que de esta forma puedas diferenciar claramente lo que estés comprando.

Se pueden diferenciar por varios aspectos de su morfología, tales como las aletas, cola y escamas, además de por el precio, ya que el precio de la lubina salvaje llega a superar en más de tres veces el precio de la lubina de acuicultura, y por supuesto por su sabor.

Diferencias morfológicas entre la lubina salvaje y la de acuicultura

Las aletas caudales y pectorales de la lubina salvaje son más largas que las aletas de las de la lubina de acuicultura.

La cola también es un elemento diferenciador, ya que la lubina salvaje tiene una cola en forma de pico y sin irregularidades, mientras que la lubina de acuicutura la cola presenta irregurlaridades, debido a los rozamientos que sufre al estar confinada y rodeada de elevadísimo número de ejemplares.

Las escamas también son diferentes, ya que la lubina salvaje presenta unas escamas perfectamente alineadas y brillantes, que no presentan las de acuicultura, debido a ese hacinamiento que hemos comentado.

Lubina salvaje Lubina salvaje

Diferencias nutricionales entre la lubina salvaje y la de acuicultura

También hay diferencias desde el punto de vista nutricional, ya que el pescado de acuicultura presenta mayor cantidad de grasas, y el porcentaje de grasas insaturadas, las denominadas grasas buenas, es menor, por lo que los  beneficios nutricionales del pescado de acuicultura son menores. Esto es debido a su alimentación, ya que el pescado salvaje se alimenta, según la especie, de peces más pequeños, crustáceos y algas marinas, sin embargo el pescado de acuicultura se alimenta de piesos, mucho menos ricos en omega 3.

Y por supuesto en el sabor

Esta diferencia en la alimentación, además de que el pescado salvaje se ve obligado a ejercitar mucho más sus músculos, son los factores que condicionan también la diferencia abismal existente de sabor que hay, en el caso de la lubina, entre la salvaje y la de acuicultura.

Si no lo has hecho, te animamos a probar la lubina salvaje

En Fresco y del Mar, como bien indica nuestro nombre, solo podrás encontrar auténtica lubina salvaje, de la máxima frescura, capturada en el litoral gallego de la ría de Muros y Costa da Morte, empleando para ello artes de pesca artesanal y sostenible.

 

Deja un comentario

Disculpa, debes identificarte para escribir un comentario.

Proyecto Cofinanciado GALP

Para levar a cabo este proxecto contamos co apoio financeiro da Unión Europea , o estar incluído o obxecto do mesmo dentro da prioridade catro do FEMP, aportando este fondo o 85% (20.349,76€) da axuda percibida para a realización do mesmo

Proyecto Cofinanciado Deputacion A Coruna