descartes

  • Aparición de peces muertos en la ría de Vigo

    Esta semana pudimos ver un vídeo en las redes sociales, que también compartimos en el facebook de Fresco y del Mar, de una elevada cantidad de peces que aparecieron muertos en las proximidades de la isla de Toralla (ría de Vigo).

    Caballón, especie de escaso valor comercial

    El vídeo que fue realizado en una inmersión por Manuel Garci, responsable de la unidad de Medio Marino del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo, y calcula que la cantidad de peces muertos podrían estar en torno a los 3.000 o 4.000, siendo los ejemplares encontrados de la especie denominada caballón, que es una especie parecida a la caballa, pero de escaso valor comercial.

    Todavía no hay información procedente de las autoridades pesqueras de cual pudo ser el motivo de esta cantidad de peces que aparecieron muertos, pero la hipótesis más probable, según el investigador de esta entidad dependiente del CSIC, es que estos peces acabaron de manera accidental en las redes de alguna embarcación, y que ésta se deshizo de los mismos antes de llegar a puerto.

    Cambio de hábitos, cambio de mentalidad

    Este incidente nos parece muy grave, y es una muestra más de que el hombre debe cambiar la forma en la que se relaciona con el mar. No se puede pensar que el mar es una fuente inagotable de recursos pesqueros, ni que es el verterdero de una gran parte de nuestros residuos.

    Los descartes pesqueros

    El que se tiren por la borda miles de pescados no es por desgracia un hecho aislado. Mediante la nefasta práctica de los descartes se estima que el 8 % del peso de la pesca mundial se tira por la borda, lo que supone más de 7,3 millones de toneladas de pescado, lo que es un auténtico despropósito.

    Pero es que el problema puede ser mucho mayor, ya que las estimaciones de los descartes, que son aquella parte de la capturar que se devuelve al mar por cualquier motivo, se realizan considerando las capturas declaradas, por lo que si se considerasen las no declaradas, la cantidad podría ser mucho mayor, pudiendo alcanzar según otras estimaciones más de 20 millones de toneladas al año en todo el mundo.

    Las autoridades pesqueras de los distintos países deberían tener en cuenta, y actuar en consecuencia, que no todas las artes de pesca producen el mismo número de descartes, y que en algunas pequerías de arrastre de especies demersales, los descartes pueden alcanzar porcentajes de hasta el 90 % del peso de las capturas.

    Barco dedicado a la pesca ilegal Barco dedicado a la pesca ilegal

    La práctica de los descartes es muy dañina, no solo por la cantidad de peces muertos o moribundos que se tiran por la borda, sino por la alteración que suponen en los ecosistemas, ya que ocasionan la alteración de la cadena trófica, al favorecer las especies que se alimentan del pescado que se tira por la borda.

    Para  evitar estos devastadores efectos, las autoridades pesqueras deberían solucionar el problema de los descartes, y para ello deben ir a los motivos por los que se producen, evitando que embarcaciones que han superado su cuota o han pescado especies con escaso valor comercial, tiren por la borda las capturas realizadas.

    Sí a la pesca artesanal y sostenible

    Desde Fresco y del Mar estamos en contra de los descartes pesqueros y apoyamos la pesca artesanal y sostenible, porque es la única que respeta el medio ambiente marino.

     

  • Otras especies de pescado: descartes pesqueros

    Los pasados 22 y 23 de mayo se celebró en el Centro Superior de Hostelería de Galicia (CSHG) el Gastroforum,  'II Foro Gastronómico de Turismo de Galicia', y que estuvo dedicado a la gastronomía  Sostenible, Solidaria y Saludable. Una de las ponencias desarrolladas el lunes por Iván Domínguez del restaurante Alborada, se reivindicaron las especies de pescado poco conocidas en la gastronomía, asunto que nos parece muy interesante para disminuir la terrible práctica de los descartes pesqueros.

    Los descartes pesqueros: motivos

    Es práctica habitual en muchas pesquerías, que capturen otras especies distintas a las especies objetivo de captura, y éstas son devueltas al  mar, sin ninguna posibilidad de supervivencia. En esto consisten los 'descartes', que en algunos casos alcanza porcentajes del 90% de las capturas. Otros motivos por el que se producen los descartes es porque los ejemplares recogidos no alcanzan las tallas mínimas, o porque el pescador no dispone de cuota.

    Los descartes pesqueros varían en función del arte pesquero, siendo la mas agresiva el arrastre pues destruye todo el ecosistema marino donde se practica.

    La nueva Política Pesquera Común (PPC) pretende eliminar los descartes, y para ello obliga al desembarque de todas las capturas y deducirse las cuotas. Esta política tiene un plazo para su implantación que va desde el 2015 hasta el 2019 para la pesca comercial realizada en aguas europeas.

    El problema de los descartes no es un problema exclusivo de la pesca europea, ya que se produce en todas las pesquerías y para disminuirlas se realizan acciones contempladas en la normativa comunitaria como son evitar las artes de pesca que produzcan capturas no deseadas, establecer zonas de veda, y garantizar que los peces que no se desean capturar puedan escapar, empleando mallas con determinados pasos que lo permitan, y otros dispositivos selectivos como son las puertas de malla cuadrada.

    Descartes pesqueros: la pesca artesanal es la que menos impacto ocasiona en el medio ambiente marino (Foto: ABA Films) La pesca artesanal es la que menos impacto ocasiona en el medio ambiente marino (Foto: ABA Films)

    Aprovechamiento gastronómico de otras especies

    El asunto que se trató en las jornadas es el aprovechamiento gastronómico de especies, capturadas  en las costas gallegas y que hoy no tienen mucho valor comercial, tales como la boga y la aguja. Estas especies son interesantes desde el punto de vista nutricional, también con la preparación más adecuada en cada caso, tendrían su valor gastronómico, y nos parace infinitamente mucho más interesante desde todos los puntos de vista que especies como el panga que vemos de forma tan frecuente en los supermercados y en los menús de los centros de restauración colectiva tales como residencia y colegios.

    En la pescadería online 'Fresco y del Mar' apoyamos de forma activa la pesca artesanal y sostenible, así como también la comercialización de especies de pescado de extraordinaria calidad, pero que actualmente no tienen demasiado interés comercial.

     

  • Los descartes pesqueros y la pesca sostenible

    Los descartes, asunto sobre el  que ya hemos escrito en nuestro blog, deben  ser reducidos al mínimo o mejor eliminados, para que podamos hablar de pesca sostenible.

    Los descartes, como  sabéis, es la práctica de devolver al mar todas aquellas capturas realizadas en la actividad pesquera, y que no son deseadas, bien sean porque no alcanzan las tallas mínimas, porque el pescador que las realiza no dispone de cuota, o por determinadas normas de composición  de capturas. El problema es que lo que se devuelve al mar en la gran mayoría de los casos no está vivo, o está  moribundo, sin posibilidades de sobrevivir, con lo que el daño al medio marino  está hecho.

    La Política Pesquera Común (PPC), obliga al desembarco de todo lo capturado, y fija un horizonte temporal para alcanzarlo (entre el 2015 y el 2019), para toda la pesca comercial y en aguas europeas. Todo lo capturado deberá ser desembarcado, deducirse de las cuotas, y aquellos individuos que no alcancen las tallas mínimas no  podrán comercializarse para consumo humano, y todo ello la Comisión Europea lo hace para que los expertos puedan identificar que artes de pesca producen más descartes, así como para mejorar la selectividad pesquera en cuanto a redes y otros útiles empleados en la  práctica pesquera.

    Embarcación artesanal. (Foto: Alfonso Rego - WWF) Embarcación artesanal. (Foto: Alfonso Rego - WWF)

    No todos los artes de pesca son lo mismo

    Otro asunto fundamental a tener en cuenta es que no todas las  artes pesqueras producen los mismos descartes. El arrastre, una  de las artes de pesca más lesivas para  el medio ambiente marino, produce unos descartes que alcanzan el 40 % en pesquerías como el rape o la merluza, y alcanza el 90 % en el langostino, porcentajes claramente inadmisibles desde el punto de vista de la sostenibilidad pesquera.

    Dos tipos de descartes

    Tenemos que considerar que hay dos tipos de descartes, los sujetos a TACS y cuotas, y los no sujetos a TACS y cuotas. Los primeros afectan a especies sujetas a límites de captura, y se prohíbe la comercialización de las capturas que superan esos límites. Los segundos son descartes de especies que se pescan de forma accidental, carecen de interés comercial, por lo que tampoco tienen interés para los pescadores, y este desinterés en muchos casos es debido a la falta de conocimiento de esas especies.

    Para disminuir el primer tipo de descarte comentado, la solución es el empleo de artes de pesca selectiva, de tal manera que se disminuyan o eliminen los descartes. Actualmente el pescado descartado se emplea para la fabricación de harinas de pescado, y no se destinan al consumo humano directo. En cuanto a que se puede hacer para disminuir el segundo tipo de descarte, el esfuerzo se debe hacer para promocionar esas especies que son pescadas y no tienen demanda comercial, de tal manera que sean conocidas y valoradas por el consumidor.

    Desde pescadería online 'Fresco y del Mar' entendemos que cuotas pesqueras debe haber, además de otras muchas normas que regulen la actividad pesquera, y que esas normas deben tener en cuenta la sostenibilidad pesquera. Actualmente hay grandes problemas con la distribución de cuotas pesqueras, en relación con la sostenibilidad, y es que nos encontramos con que para determinadas especies, artes pesqueras como el arrastre, claramente lesivas al medio ambiente marino, tienen más cuota pesquera que la pesca artesanal, selectiva y que está en la dirección de la sostenibilidad.

    Joaquín Alvarez Portela

  • Descartes de la pesca: su origen y posibles soluciones

    Desde el blog de la pescadería online Fresco y del Mar queremos incidir sobre un asunto que nos preocupa y mucho: los descartes pesqueros.

    Los descartes pesqueros consisten en la devolución al mar, tanto vivos como muertos, de los peces, aves acuáticas y cetáceos que han sido capturados en la actividad pesquera y no son adecuados para su venta. Este hecho se produce en todas las pesquerías del mundo y los motivos de ello son el empleo de artes de pesca  que no son selectivas así como el establecimiento de cuotas basadas en intereses exclusivamente comerciales.

    La pesca industrial y semi-industrial son las que generan mayor número de descartes, y en cuanto a artes de pesca el que más descartes pesqueros  ocasiona es el arrastre, que para ciertas pesquerías tira al mar el 40 % de lo capturado, alcanzándose el 90 % en la pesquería del langostino. Los descartes además ocasionan otro tipo problemas en los hábitats marinos, ya que la acumulación de materia orgánica en el fondo reduce los niveles de oxígeno del agua, afectando a la vida marina.

    La Política Pesquera Común

    La Unión Europa, preocupada por el asunto, ha incluido en su Política Pesquera Comunitaria, la necesidad de reducir los descartes pesqueros, y para ello, introduce la obligación de desembarque de todas las capturas (estableciendo plazos paulatinos entre el 2015 y el 2019), lo que obliga a que todo el pescado capturado se debe anotar en el diario de a bordo y se debe distribuir en cajas con su correspondiente hielo. Algunas organizaciones ecologistas critican esta medida porque generan la aparición de un mercado negro de aquellos individuos que no tienen la talla suficiente para ser comercializados, si bien la normativa europea indica que el pescado de descarte que llega a puerto no puede emplearse para consumo humano, pudiendose emplear en la fabricación de piensos, harinas y aceites de pescado, cosméticos, fármacos...

    descartes pesqueros

    Soluciones a los "descartes pesqueros"

    Diversas organizaciones ecologistas culpan de los descartes, además del empleo de artes de pesca no selectivas, al establecimiento de cuotas de pesca de más de una especie y la falta de equidad de reparto  de las mismas, concediendo cuotas mayores a artes agresivas para el medio ambiente como el arrastre, y cuotas muy reducidas a la pesca artesanal, que además es la que más empleos genera.

    Desde Fresco y del Mar, creemos que no es fácil acabar con los descartes, pero en todo caso el compromiso de las diversas administraciones, en aras de conseguir una actividad pesquera sostenible, debería ser descartes cero, y para ello se requiere diálogo con el sector, teniendo en cuenta los criterios científicos en cuanto a sostenibilidad de las distintas especies en los distintos ecosistemas, así como la potenciación de las artes pesqueras sostenibles y que no deterioran el medio ambiente marino.

    Joaquín Alvarez Portela

4 artículo(s)

Proyecto Cofinanciado GALP

Para levar a cabo este proxecto contamos co apoio financeiro da Unión Europea , o estar incluído o obxecto do mesmo dentro da prioridade catro do FEMP, aportando este fondo o 85% (20.349,76€) da axuda percibida para a realización do mesmo

Proyecto Cofinanciado Deputacion A Coruna