Enviamos pescado fresco y marisco gallego a península en 24 horas (Baleares: 48h)

ciguatera

  • ¿Qué es la ciguatera?

    La ciguatera es una intoxicación alimentaria ocasionada por ingerir pescado contaminado con una toxina producida por unos microorganismos unicelulares, que viven en detritus y en ciertas algas. Éstas toxinas se acumulan en la cadena trófica, haciendo tóxicos a los peces de mayor talla. Entre las especies de pescado más afectadas por esta toxina están la aguja, barracuda, mero, pez  vela, dorado, peto, pargo, morenas, medregal, jureles...

    Peces en los que se da la ciguatera Barracuda

    Síntomas de la 'ciguatera'

    Finalmente si llegamos a consumir pescado contaminado con ciguatera, se producirá la intoxicación. Los síntomas de la intoxicación producida por la ciguatera aparecen después de entre seis y doce horas de consumir pescado contaminado, y pueden aparecer vómitos, náuseas, diarreas, debilidad general, fatiga, tensión arterial baja. temblores... La mortalidad por esta intoxicación está en torno del 5 % de los casos conocidos, y se producen por paro respiratorio.

    El número de casos diagnosticados anualmente es de unos 50.000, pero se estima que hay muchos casos no diagnosticados.

    Cigatera: una vieja conocida

    La distribución geográfica de la ciguatera es en los trópicos y subtrópicos, pero debido al calentamiento que se está produciéndo en los mares la extensión geográfica se está extendiendo a zonas más al norte en el hemisferio norte, y más al sur en el hemisferio sur.

    La ciguatera es una intoxicación que no es en absoluto nueva, pues ya el navegante inglés James Cook en sus expediciones al Pacífico Sur en el siglo XVII describió cuadros clínicos de esta intoxicación, sin embargo no fue hasta 1967 cuando se identificó y aisló las ciguatoxinas, toxinas que están detrás de esta intoxicación.

    ¿Qué podemos hacer para evitarla?

    Las ciguatoxinas no afectan a la apariencia de los peces afectados, por lo que no se puede determinar a simple vista si un ejemplar está afectado o no. Solo se pueden detectar su presencia en laboratorio. Estas toxinas son resistentes a la congelación y al calentamiento, así como a ácidos tales como limón o el vinagre.

    Así pues si el pescado está contaminado no podemos saberlo, ni tenemos medios para evitar la intoxicación. Lo que si podemos hacer es tomar una serie de medidas para disminuir el riesgo de intoxicación como son:

    • evitar el consumo de peces que provengan de zonas tropicales y subtropicales
    • evitar el consumo de especies de gran tamaño tales como  morenas , barracudas, mero tropical y medregal
    • no cocinar ni comer las vísceras del pescado, pues es donde más se acumulan las toxinas

     

     

     

     

     

     

     

1 artículo(s)

Proyecto Cofinanciado GALP

Para levar a cabo este proxecto contamos co apoio financeiro da Unión Europea , o estar incluído o obxecto do mesmo dentro da prioridade catro do FEMP, aportando este fondo o 85% (20.349,76€) da axuda percibida para a realización do mesmo