Volvemos a disponer del servicio de ENTREGA EN SÁBADO

Repoblación de especies marinas, una buena medida que cayó en el olvido

Hace más de diez años, concretamente en octubre del año 2005, se puso en marcha el Plan de Repoblación de Especies Marinas en el litoral gallego impulsado por la denominada en su día Consellería de Pesca e Asuntos Marítimos, (hoy Consellería do Mar) a través del Instituto Galego de Formación en Acuicultura (IGAFA) hoy os contamos como se llevó a cabo y en qué situación se encuentra

Repoblación de especies marinas: alevín de bogavante (Foto: O Canto da Balea) Alevín de bogavante (Foto: O Canto da Balea)

REPOBLACION DE ESPECIES MARINAS: CULTIVO, MARCAJE, LIBERACIÓN Y ANÁLISIS

Dicho Plan de Repoblación de especies marinas tenía como objetivo principal estudiar la supervivencia de los individuos liberados y evaluar si llegaban a incorporarse al stock de su pesquería. La actividad del Plan de Repoblación de Galicia se centró en el cultivo, marcaje, liberación y análisis de los datos de recapturas de individuos de bogavante (Hommarus gammarus) y rodaballo (Psetta maxima).

Las especies de bogavante y rodaballo fueron seleccionadas en base a criterios biológicos y económicos. Estos criterios hacían referencia a especies de alto valor comercial, que hubieran sufrido una importante disminución en las capturas, que además permanecieran en la zona de suelta (no migratorias) y en los que las técnicas de cultivo estuvieran desarrolladas.

PLAN DE REPOBLACIÓN DE ESPECIES MARINAS: FORMACIÓN E INVESTIGACIÓN

Los individuos liberados en su día procedían del resultado de la actividad docente del IGAFA, donde estaban ubicadas las instalaciones de cultivo y del Centro de Investigaciones Marinas (CIMA), donde se llevaba a cabo tanto el marcaje de los individuos como el seguimiento y evaluación de los datos de suelta y recaptura. Estos datos podrían acercar información imprescindible para el conocimiento de la biología de esta especie. También se llevaron a cabo estrictos controles microbiológicos y patológicos antes de la suelta con el objetivo de garantizar las condiciones sanitarias de las especies evitando plagas o contagios.

PLAN DE REPOBLACION DE ESPECIES MARINAS: MARCAJE

Ambas especies eran marcadas para llevar a cabo su seguimiento después de la suelta. En el caso del rodaballo se llegaron a utilizar las marcas “T”, de forma tubular y plástica, que llevaban impreso un código y un número de teléfono al que se debía llamar en el caso de recuperar el ejemplar y que iban ancladas a la parte dorsal del alevin. Mientras que en el caso de los bogavantes, la marca era interna, debido a que los procesos de muda que desarrollan estos crustáceos durante el crecimiento, impiden el uso de etiquetas externas en su caparazón. Esta marca magnética sólo es detectable con un detector de metales que se disponía en las lonjas de la zona donde se realizaba la suelta.

PLAN DE REPOBLACION DE ESPECIES MARINAS: SUELTAS

Además de la repoblación, paralelamente, se llevaron a cabo otras medidas como la creación de un stock de reproductores de rodaballo y bogavante procedente del medio natural con la que se sumistraba de alevines. Los rodaballos que se soltaron tenían un peso entre 20 y 30 gramos mientras que los bogavantes tenían una talla aproximada de cinco centímetros y una media de entre seis y ocho meses de vida.

De la información que disponemos sabemos que se realizaron distintas sueltas en distintos puntos de la costa gallega, concretamente de rodaballo en un número superior a 42.000 alevines en las zonas de O Grove en la Ría de Arousa, la mayor parte, y en menor medida en la zona de Muxía en Costa da Morte. De bogavante se soltaron una cifra superior a los 20.000 alevines y prácticamente todos en el entorno de la Reserva Marina de Interés Pesquero Os Miñarzos, en la zona de Lira (Carnota) en Costa da Morte.

Los peces y crustáceos eran trasladados desde los tanques de las instalaciones del IGAFA al medio natural. Las sueltas se realizaron desde una embarcación en el caso del rodaballo y a través de buceadores y desde la orilla en el caso del bogavante.

PLAN DE REPOBLACION DE ESPECIES MARINAS: SEGUIMIENTO

Después de la suelta se realizaron numerosos muestreos periódicos para estimar la supervivencia de los ejemplares liberados, sin embargo el seguimiento más importante vino por parte del sector, ya que los pescadores eran los que tenían que facilitar la información en el caso de encontrar un rodaballo o un bogavante marcado. A través de las marcas se podía identificar el ejemplar y establecer su edad y lugar de suelta y, con la información facilitada por los pescadores de la zona, el área de captura, profundidad y tipo de arte con que fue capturado.

Repoblación de especies marinas: bogavante capturado en nasa de pulpo Bogavante capturado en nasa de pulpo

PLAN DE REPOBLACION DE ESPECIES MARINAS: SIN BALANCE OFICIAL

Lo cierto es que de este interesante plan, con un coste anual de 150.000 € anuales, durante 5 años, y que suscitó mucho interés en su día entre el sector pesquero y científico, cayó en el olvido y nada se sabe del balance oficial, desconociendo el nivel de eficacia y rentabilidad del plan.

Pero del analisis de los datos estadísticos de comercialización del bogavante en las lonjas comprendidas entre Muros y Fisterra, extraídos del portal Pescadegalicia, y en las que las embarcaciones con base en estos puertos tienen como zona de trabajo el ámbito donde se realizó la suelta de bogavante, podemos apreciar un importante incremento de las ventas en lonja en los años posteriores a la suelta. Así en el año 2004 se comercializaron tan solo 13 kgs mientras que en el año 2015 se llegaron a comercializar 1.483 kgs.

Desde Fresco y del Mar consideramos que este tipo de acciones son muy importantes para la recuperación de las especies en declive pero cualquier Plan de Repoblación de especies tiene que llevar aparejado un control y seguimiento contínuo y durante un período prolongado para evaluar los resultados así como hacer público el balance de los mismos.

MILUCHO LOURO

Deja un comentario

Disculpa, debes identificarte para escribir un comentario.

Proyecto Cofinanciado GALP

Para levar a cabo este proxecto contamos co apoio financeiro da Unión Europea , o estar incluído o obxecto do mesmo dentro da prioridade catro do FEMP, aportando este fondo o 85% (20.349,76€) da axuda percibida para a realización do mesmo