Atún rojo: otra vez fraude en su comercialización

Ha sido de nuevo noticia de estos últimos días el fraude en el atún rojo en España, y la exigencia de la Unión Europea a España para que adopten medidas urgentes ya que se pueden haber intoxicado cientos de personas de varios países de la Unión Europea.

Según parece el fraude se produjo en lomos de atún rojo descongelados que se venden como frescos y a los que se les inyecta jugos de remolacha y de otros vegetales, con objeto de cambiar el color del atún, de tal manera que tenga un color rojo más intenso. Así el consumidor cree que es atún fresco y sin embargo está comprando atún ya descongelado. Además el cliente creyendo que el atún es fresco, cree que no hay problema en congelarlo. La realidad no es esa, ya que no se puede volver a congelar un producto que se ha descongelado, pues se produce una pérdida de líquidos que lo volverán mucho más seco y una merma considerable de sus características organolépticas.

Sushi con atún rojo Sushi con atún rojo

Según indica la Comisión Europea el fraude alcanza unas enormes dimensiones ya que afecta a unas 25 000 tn de atún rojo comercializado al año.

En los últimos meses se han detectado dos alertas por intoxicación alimentaria en Italia y Francia, y el origen de las mismas fue atún comercializado por una empresa que opera desde España. En estos casos se trataba de una intoxicación alimentaria que ocasiona urticarias, diarreas y vómitos, ocasionadas por pescado con altos niveles de histamina. En España se han detectado durante el mes de mayo de este año 105 intoxicados en distintas comunidades autónomas y en estos casos se trataba de atún distribuido por una empresa de Almería.

Siempre que ocurre un fraude alimentario, que como en este caso tiene consecuencias para la salud, lo que hay detrás son personas sin escrúpulos que desean lucrarse a costa de engañar y de la salud de otras personas, una muestra del despreciable y sin límites egoísmo de algunos.

En este caso el atún que se comercializaba  como fresco, había sido congelado con anterioridad, pero por la temperatura a la que se le realizó la congelación solo podría ser destinado para venderse para la elaboración de conservas de atún. Además el atún era tratado con aditivos ilegales y contenía grandes cantidades de histamina, lo que ocasiona las reacciones comentadas.

Desde Fresco y del Mar pedimos a las autoridades sanitarias españolas que sean más diligentes en tomar las medidas necesarias para evitar estas prácticas ilegales, así como que recaiga todo el peso de la ley en los infractores, de tal manera que los consumidores no sean engañados y que no se juege con su salud.

 

Deja un comentario

Disculpa, debes identificarte para escribir un comentario.

Proyecto Cofinanciado GALP

Para levar a cabo este proxecto contamos co apoio financeiro da Unión Europea , o estar incluído o obxecto do mesmo dentro da prioridade catro do FEMP, aportando este fondo o 85% (20.349,76€) da axuda percibida para a realización do mesmo

Proyecto Cofinanciado Deputacion A Coruna