Archivo por meses: marzo 2019

  • Sobreexplotación pesquera: datos reales sobre el estado del mar

    El pescado es esencial para la alimentación humana ya que actualmente representa en torno al 17 % de las proteínas que consume la población mundial (nos referimos tanto a pesca como a acuicultura). Por ello en este post te vamos a hablar de la sobreexplotación pesquera.

    De acuerdo con los datos de la FAO del 2018, la producción pesquera mundial alcanzó el máximo en el 2016 con la cifra de 171 millones de toneladas, suponiendo la acuicultura el 47 % del total, o el 53 % del total si se incluyen solamente los usos alimentarios de la pesca.

    Evolución de la pesca y acuicultura Evolución de la pesca y acuicultura

    El consumo anual per cápita es muy diferente dependiendo del país al que nos refiramos, pero en todo caso ha crecido en los últimos años, pasando la media mundial de 18,5 kg por habitante y año en 2011, a los 20,3 kg por habitante y año del 2016.

    En España el consumo de pescado en el 2014 alcanzó los 46,2 kg por habitante y año, siendo el país europeo con más consumo per cápita, después del vecino Portugal que alcanzó los 55,3 kg por habitante y año.

    Todo este enorme consumo de pescado en todo el mundo, del que prácticamente la mitad procede de acuicultura y la otra mitad del mar, y con una población mundial creciendo, nos debe llevar a la reflexión de si este consumo imparable es sostenible en el tiempo.

    ¿Es sostenible el ritmo de crecimiento de consumo de pescado en el mundo?

    El porcentaje de especies que se encuentran  sobreexplotadas, o sea las que su futuro no es sostenible, ha pasado del 10 % en 1974 al 33,1 % en 2015, mientras que las especies subexplotadas han pasado del 39,23 % en 1975 al 7,09 % en el 2015, según se observa en el gráfico adjunto.

    Especies sobreexplotadas y subexplotadas Especies sobreexplotadas y subexplotadas

    Algunos mares tales como el Mediterráneo y el Mar Negro han registrado los mayores porcentajes de especies marinas cuya explotación es insostenible (62,2 %), seguidos muy de cerca por el Océano Pacífico Sudoriental con el 61,5 %, y por el Océano Atlántico Sudoccidental con el 58,8 %.

    El colapso de los océanos

    Un dato muy significativo es que debido a la sobreexplotación pesquera, los grandes caladeros están a un 10 % de la capacidad que tenían a principios del siglo XX, y que la sobreexplotación se ha seguido manteniendo debido a la sofisticación que han alcanzado los medios de captura, y a la gran inversión que han realizado las empresas y estados para aumentar la capacidad de captura.

    Pero el hombre no solo ha impactado negativamente en la vida en los océanos con su imparable actividad pesquera, sino que también lo ha hecho vertiendo al mar todo tipo de contaminantes tales como aguas residuales, fertilizantes, plásticos, CO2... que han ocasionado efectos como la proliferación del algas, disminución de la concentración de oxígeno, acidificación de los océanos, introducción de contaminantes en la cadena trófica..., de tal manera que se han creado zonas sin vida, o en las que ha desaparecido o está desapareciendo la vida de ciertas especies.

    Esta degradación tan salvaje que el hombre está realizando a marchas forzadas en los océanos debería revertirse cuanto antes. Antes de que sea demasiado tarde y nos encontremos con unos océanos sin vida.

    En Fresco y del Mar nos comprometemos con la pesca sostenible, que respeta las vedas, los límites de capturas, apuesta por el desarrollo de reservas marinas, emplea técnicas de pesca no lesivas con el medio ambiente marino, emplea técnicas de pesca fundamentalmente pasivas, y respeta los criterios científicos para el mantenimiento de las especies marinas.

  • Otros pescados y mariscos menos conocidos de nuestros mares

    Hay una serie de pescados y mariscos que ahora consumimos y antes no lo hacíamos. Un ejemplo de ello lo tenemos en los erizos, y si nos remontamos a tiempos anteriores la mayoría de los mariscos solamente formaban parte de la dieta de la gente con menos recursos y que habitaba los pueblos costeros, motivo por el que tenía acceso a ellos. Esto ha cambiado absolutamente, ya que cada vez incluimos nuevas especies en nuestra dieta.

    Pescados y Mariscos menos conocidos: Erizo de Costa da Morte Erizo de Costa da Morte

    No solo erizos

    También ocurre que ciertas especies como las ortiguillas de mar, que no se consumen en Galicia, donde se recogen, y su consumo está muy extendido en ciertas regiones de Andalucía.

    O también la oreja de mar, que también se encuentra en Galicia, tanto de forma salvaje como procedente de acuicultura, y sin embargo el consumo en España es muy reducido, mientras que es muy apreciada en Japón y China.

    Algo parecido le ocurre al pepino de mar, que también se encuentra en el litoral gallego, y que en España es utilizado por algunos restaurantes de mucho renombre, pero que su consumo no es en absolutu habitual, y que también está muy valorado en ciertos países de sudeste asiático.

    El mujel (mújol o lisa) también se encuentra entre los pescados que habita en todo el litoral de la península, y que desde hace poco tiempo lo empiezan a utilizar algunos de los más refutados chefs. El mújel que habita aguas limpias, no las aguas sucias de los puertos, es un pescado que es un manjar, que sin embargo todavía no es habitual nuestras mesas.

    Las lapas tienen interés gastronómico en Canarias, costa Mediterránea y en Asturias donde se emplean para preparar arroces, sin embargo en otras comunidades como la gallega, donde se abundan, es un mulusco que nunca se ha valorado.

    Nuevas experiencias

    Desde Fresco y del Mar queremos impulsar el conocimiento de estas y otras especies de pescados y mariscos no tan conocidos, de tal manera que podamos diversificar el consumo, pero nos encontramos con problemas tales como el mantenimiento de una cierta demanda, por lo que los pescadores no les interesa capturarlos.

     

     

  • El buey de mar en su momento óptimo. Anímate a probarlo!

    En esta época el buey de mar gallego está especialmente bien, y por ello desde nuestra pescadería online 'Fresco y del Mar' lo recomendamos.

    Buey de mar de Fresco y del Mar Buey de mar de Fresco y del Mar

    El buey de mar está mucho menos considerado que la centolla, sin embargo este crustáceo tiene un sabor a mar muy característico, y ahora están muy llenos. Además es muy sencillo de preparar, como te vamos a recordar ahora.

    Cómo preparar el buey de mar

    Si el buey está vivo, lo debes introducir en una cazuela de agua fría que lo cubra totalmente de agua. Lo ideal es cocerlo con agua de mar, pero también puedes emplear los sobres de sales de agua de mar que enviamos al hacer tu pedido en Fresco y del Mar. Te en cuenta que debes mezclar el contenido de un sobre con 1,5 litros de agua del grifo. Si no tienes estos sobres, podrás emplear agua del grifo en la que debes disolver sal de cocina, en una proporción de 60 g de sal por cada litro de agua del grifo.

    Una vez comience a hervir, el tiempo que debes esperar es 18 minutos, si el buey es mediano, y 20 minutos si el buey es grande.

    Después lo dejamos enfriar un poco y ya esá listo para tomar. La manera de abrirlo y prepararlo es similar a la que requiere la centolla.

    En cuanto a que está mejor si macho o hembra, decir que es un asunto discutible, hay quien prefiere las hembras, sin embargo hay quien dice que el macho tiene un sabor más intenso.

    Otra receta de buey de mar

    Una receta que hemos visto y que nos pareció una sugerencia muy interesante, y que se sale de la habitual de tomarlo simplemente cocido, es preparar un relleno para el  caparazón con la carne extraida del buey y sus patas, y una vez picada mezclarla con un picadillo muy fino realizado con huevo cocido, pimiento rojo, tomate y cebolla crudos, y posteriormente añadirle un chorrito de vino albariño y de aceite de oliva virgen, que también se deberán mezclar con los ingredientes anteriores.

3 artículo(s)

Proyecto Cofinanciado GALP

Para levar a cabo este proxecto contamos co apoio financeiro da Unión Europea , o estar incluído o obxecto do mesmo dentro da prioridade catro do FEMP, aportando este fondo o 85% (20.349,76€) da axuda percibida para a realización do mesmo